Por qué celebrar el Solsticio de Invierno

Los solsticios han sido celebrados por muchas diferentes culturas durante miles de años. El Solsticio de Invierno marca el principio del año solar siendo el día mas corto del año. Muchos de los símbolos de la Navidad, como el árbol que decoramos, están asociados a las celebraciones paganas del Solsticio de Invierno.

Hoy en día podemos seguir celebrando el Solsticio de Invierno, con o sin ceremonias religiosas. Tradicionalmente, es un día para hacer introspección y “plantar las semillas” de lo que queremos conseguir en el proximo año. La abundancia se crea primero en pensamiento, es por eso que si aprovechamos la fechas del año propicias para sembrar la abundancia con nuestra intención, tendremos mejores resultados.

Este año, el Solsticio de Invierno de 2018, sera también acompañado por la última luna llena del año que añadirá otra potencia a la magia de ese día. Será una luna llena en Cancer, lo cual nos invita a que nos preocupemos por nuestros hogares, sean nuestras casas, o nuestro hogar interior, donde reside nuestro ser. Este día puede que sea un punto de inflexion para muchos, donde podremos conectar más profundamente con lo que realmente queremos cambiar y lo que queremos fomentar en nuestras vidas.

La Luna llena en Cancer estará directamente en oposición al Sol en Capricornio. Haciendo que evaluemos nuestras emociones en base a nuestro razonamiento y las estructuras que están a nuestra disposición, ya que el Sol estará también acompañado por Saturno, que sigue en Capricornio. Podrá ser un oportunidad para que miremos detrás de la cortina a nuestro yo verdadero en alguna situación que nos hace enfrentarnos a como verdaderamente nos sentimos.

Tendremos una oportunidad para ver quien somos realmente y que impulsos están actuando sobre nosotros sin pensar, ya que Marte y Neptuno  estarán en Piscis. En general es una buena oportunidad para hacer algo espiritual, para conectar con nosotros mismos de manera interna, para practicar o empezar un practica de meditación, o para hacer una resolución de año nuevo, y así mejor guiar las energias hacia el 2019 de manera consciente- en vez de al azar, con impulsos internos que no reconocemos.

Es por eso que desde HEIA, hemos decidido celebrar el Solsticio de Invierno 2018. Haremos una practica de yoga con una meditación grupal de 31 minutos para armonizar nuestras energias. También tendremos la oportunidad de probar nuestro equilibrio y trabajar nuestros miedos con el trapecio y luego soltaremos energias con un baño de gong y ecstatic dance. Os invitamos a conectar con esta fecha tan propicia para la evolución del ser humano.

wintersolstice.jpg

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *