15 Minutos de Yoga por la mañana

Cuando empieza un nuevo año tenemos muchas expectativas de todo lo que vamos a empezar a hacer, o dejar de hacer. Una cosa que me solía proponer a mi misma todos los años era seguir una practica diaria de yoga. Siempre llegaban momentos del año que me saltaba un día por alguna razón u otra, pero con el paso de los años, si el propósito es firme, se acaba consiguiendo una practica regular. Y es ahí, cuando hay constancia, que se ven los beneficios reales del yoga.

Siempre es fácil encontrar excusas para no practicar, pero en el yoga encontrarás secuencias tan cortas que es casi imposible no tener tiempo para hacerlo. Aquí os dejo una practica diaria matinal que no te decepcionará, ya que te servirá de ejercicio físico y ademas te entrena para la meditación profunda. 15minkriya

  1. De pie, extiende los brazos hacia los lados, con los pulgares hacia arriba. Mantén con respiración de fuego 2 minutos. Después cogiendo una respiración profunda subes los brazos por encima de la cabeza, uniendo los pulgares, inclinándote un poco hacia atrás y sueltas el aire lentamente doblando hacia delante hasta tocar los pies. Esto cargará tu campo electro-magnético.
  2. Sentada con las piernas abiertas empieza respiración de fuego mientras sujetas el pie izquierdo. 2 minutos. Coges una respiración, reteniendo Mulbhand todo lo que aguantes, luego te relajas unos momentos y cambias de pierna para repetir.
  3. Salabhasana, o postura de la langosta: Boca abajo, con la barbilla apoyada en el suelo y los puños entre las piernas cerca del cuerpo. Levantas las piernas lo mas alto que puedas cuando coges aire, y las bajas cuando sueltas el aire. 3 minutos, y luego te relajas por 2 minutos.
  4. Bhujangasana, o postura de cobra: Concentrándote en el tercer ojo, subes el cuerpo a la postura, asegurandote de no sostener la tensión en los hombros. Con cada respiración retienes con Mulbhand todo lo que puedas, repites con cada respiración reteniendo todo lo posible, sigue por 3 minutos y después te relajas 2 minutos.
  5. Salamba Sarvangasana, o la postura de la vela: Tumbada en la espalda, subes las piernas y apoyas las manos detrás de la espalda, una vez arriba, coges tres respiraciones y en la tercera, retienes el aire activando Mulbhand y pegándote patadas en el trasero alternando con los talones hasta que tengas que soltar el aire. Repites así continuando por 3 minutos. Luego descansa 2 minutos.
  6. Sentada en postura fácil, te recuestas hacia atrás con las manos dobladas en Cerradura de Venus y meditas en el tercer ojo. El tiempo para esta postura final es indefinido.

“Estos ejercicios poderosos elevaran tu energía Kundalini” según detalla en los comentarios del libro. Practicados con regularidad por las mañanas y no te importara faltar a clase.

Feliz 2019!

Publicado en: yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *